Salto a la nube

Películas en alta definición, álbumes musicales, fotos, videos y archivos; las computadoras domésticas rebalsan de datos y las soluciones más comunes son comprar discos con mayor capacidad de almacenamiento y/o quemar CDs y DVDs. Pero estas salidas sirven durante un tiempo y sólo es cuestión de días para que la máquina vuelva a recargarse con información. Además, desde la aparición de Facebook el “compartir” se hizo dogma y los usuarios buscan acceder a las fotos de las vacaciones desde cualquier dispositivo con acceso a Internet, por eso las suben a las redes sociales o las envían al correo electrónico, ambas soluciones cloud. Pero hay servicios más simples y seguros para que usuarios y pequeñas empresas almacenen datos en la nube accediendo a ellos en todo momento y controlando con quién y cuándo compartirlos.

Para el hogar y la oficina

Una opción fácil de utilizar y segura para almacenar datos personales es lo que se define como “nube personal”. El Iomega Home Media Network Cloud Edition es un disco rígido de 500 gigabytes o de 1 terabyte que permite almacenar archivos en red. Su instalación y administración es sencilla: sólo hay que conectarlo al router, instalar los drivers y crear las cuentas de usuarios. El principal beneficio está en la centralización: música, videos, fotos y documentos están accesibles desde cualquier dispositivo con acceso a Internet.
Incluso puede conectarse a la PlayStation 3 o Xbox 360 para ver videos en alta definición guardados en el disco, sin tener que quemar un DVD o trasladarlo a un pendrive.
Guilherme Soares, vicepresidente de ventas de Iomega para América Latina y el Caribe, explica que “pensando en tecnología cloud, en 2011 buscamos una solución que fuera de bajo costo y fácil para el usuario. Las personas necesitan acceso a la información segura y desde donde sea. Una nube personal y privada permite compartir material con amigos, clientes y familia desde cualquier lugar”.
Como anticipa Soares, las prestaciones de Iomega pueden usarse en el ámbito laboral. “Los equipos de trabajo, en una oficina pequeña, pueden compartir documentación y estar conectados sin importar su localización física”. El precio del equipo de 1Tb ronda los $ 1.000 y no tiene costo de mantenimiento.

Seguridad para el usuario final

Entre los servicios cloud ofrecidos por Dell, DataSafe permite respaldar la información de usuarios finales en la nube y les da acceso a su información desde cualquier computadora con conexión a Internet. Todos los datos se cifran antes de realizar el respaldo para garantizar que terceros no accedan a los mismos.
Otro de los productos es LoJack para computadoras, que permite rastrear equipos y hacer borrado remoto de la información a través de Internet en caso de pérdida o robo.
Según explica Mike Totah, gerente de Marketing para Servicios y Networking en América Latina de Dell, entre los beneficios de las soluciones cloud para los usuarios finales está que “permiten acceso inmediato a ellas al momento de adquirirlas, ya que el usuario no necesita agregar nuevo hardware. Normalmente, la forma de instalación y uso de estas soluciones es bastante sencilla, con la capacidad de utilizarlo desde cualquier computadora o dispositivo conectado a Internet”.
Además, “con las soluciones en la nube las pymes tienen acceso a herramientas, infraestructura y soluciones de muy alta calidad sin tener que hacer inversiones de capital fijo iniciales que, en el pasado, eran prohibitivas para las empresas pequeñas”, continúa Totah. Para ellas, Dell entrega soluciones modulares que se ajustan a las necesidades del cliente. Entre los productos está el servicio que permite automáticamente crear un respaldo a sistemas que van desde desktops y laptops hasta avanzados centros de datos, sin necesidad de estar conectados a la red corporativa y los parámetros del respaldo pueden ser manejados directamente desde la aplicación en la nube. Otras dos soluciones son el Manejo de Activos de Software, que automatiza la conciliación del inventario de software y la medición de su uso, permitiendo también demostrar el cumplimiento de las licencias requeridas por la regulaciones locales en muchos países; y el E-mail continuity,
que hace que las interrupciones del sistema de correo electrónico principal sean casi invisibles para los usuarios finales y ayuda a garantizar que nunca se pierdan los datos”.

Hacia la virtualización

Desde Miami, Carlos Diaz gerente de la división almacenamiento de Hewlett-Packard para América latina, dice que el usuario doméstico, cuando sube un video o foto a alguna de las principales redes sociales, utiliza las soluciones de almacenamiento cloud de su compañía sin saberlo. Y aunque a simple vista puede parecer que los clientes directos provienen del sector empresarial, la firma estadounidense reconocida por sus impresoras entrega al usuario doméstico, entre otros servicios, una solución para impresión en nube llamada HP ePrint Cloud, una plataforma para guardar documentos en la nube y luego imprimirlos desde cualquier dispositivo con correo electrónico a una impresora.
Para utilizar este servicio hay que conectar la impresora a Internet, registrarla en ePrint y enviar los archivos a imprimir a la dirección de correo asignada por HP.
Las pymes, por su lado, tienen varias alternativas para llegar al cloud de la mano de HP; pero como afirmó Carlos Diaz, “las soluciones más ágiles y económicas son las empaquetadas”.
Los tres productos y pasos hacia la virtualización que detalla el experto en almacenamiento son VirtualSystem VS1, para que pequeñas y medianas empresas trabajen sobre una infraestructura virtualizada fácil y rápida de instalar; Cloud System, en donde el software de orquestación facilita el diseño del ambiente en sólo minutos y, finalmente, AppsSystem, que incluye las aplicaciones que el cliente va a utilizar. Por ejemplo, para correo electrónico está e5000, que opera con Microsoft Exchange y permite hasta 5.000 usuarios, pero cada cliente compra el número de licencias que necesita.
Con estos servicios la empresa decide desde dónde y cuándo los trabajadores pueden utilizar cada aplicación. “El acceso lo decide el área de IT. Se puede optar por que los empleados accedan al correo de la empresa desde sus dispositivos personales pero que los archivos de trabajo sólo estén disponibles desde las máquinas de la oficina”.

Acceso veloz

“El mercado está demandando una nueva modalidad de acceso rápido a la información, desde la Web y con cualquier dispositivo”, asegura Ariel Sclippa, gerente de Ventas de Cloud Computing para IBM Sudamérica. “Y el concepto de cloud computing revoluciona el negocio de una pyme, ayudándola a que logre mayor competitividad y llegada al mercado y al nivel de las grandes empresas”, continúa el gerente de IBM.
Enfocada en entregar iniciativas en la nube que ayuden a maximizar la eficiencia de las empresas, IBM cuenta con un abanico de productos, entre ellos LotusLive, un entorno de colaboración en la nube que permite contratar mensualmente la cantidad de usuarios necesarios y tener entornos administrados. “Es una solución cloud de bajo costo, bajo riesgo y de gran flexibilidad y calidad de servicio”, explica Sclippa.
Este producto no necesita soporte ni instalaciones complicadas; es un modelo de entrega en línea para el trabajo en grupo. Es decir, que el usuario entra a la plataforma cloud para administrar su correo, mantener reuniones virtuales, trabajar en documentos con sus colegas desde cualquier computadora con Internet. “La flexibilidad permite que en entornos colaborativos no haya que montar una infraestructura de un data center”, destaca Sclippa.
Otra de las soluciones es Desktop Cloud, un servicio de escritorios virtuales con todos los recursos que el empleado necesita. La información y aplicaciones no se encuentran en la computadora física, permitiendo disponibilidad en cualquier momento y seguridad. Por ejemplo, si se rompieran o robaran todas las computadoras de la oficina, los datos no se perderían porque estarían en el escritorio virtual.
Los precios varían según el tipo de servicio y soporte que requiera el cliente. Hay soluciones desde U$S 5 (Lotuslive iNotes) y U$S 7 (Lotuslive Notes) por usuario y por mes, hasta U$S 12. El paquete incluye: correo electrónico, redes sociales y meetings (IBM Lotuslive Plus with Lotuslive iNotes and Lotuslive Connections).
Por otro lado, los servicios de Lotuslive Meetings arrancan desde U$S 68 por mes (para reuniones de 14 usuarios) y de redes sociales desde U$S 6 por usuario y por mes.

Gratis pero limitado

Algunas empresas ofrecen servicios de almacenamiento en la nube sin costo para utilizar en línea sin necesidad de instalar nada. ¿Cómo se utilizan estos servicios? Casi todos exigen un registro de usuario para luego subir el archivo y el sitio de hospedaje entrega una dirección de descarga. El problema son las severas limitaciones de espacio, de tiempo de descarga y de tiempo de almacenamiento, es decir, que mantienen el archivo disponible pero por una cierta cantidad de días, ya que su estrategia de venta es ofrecer espacio gratuito de prueba con opciones de acceso a planes pagos con mayores beneficios.
Algunos de los sitios más conocidos son: Dropbox (entrega gratis 2 GB de almacenamiento), YouSendit, que permite subir archivos menores a 50 MB, tiene 2 GB de espacio de almacenamiento y los enlaces expiran en una semana, RapidShare no pone limitaciones de almacenamiento pero sí caduca a los 30 días y GoogleDocs permite subir archivos y compartirlos desde la cuenta de correo de GMail.
Para 2015 se espera que la cantidad información digital llegue a 7.910 exabytes, según el informe Universo Digital elaborado por IDC para EMC, y gran parte de esos datos son generados por usuarios y empresas de menor tamaño que deberán comenzar a pensar cómo centralizar, administrar y almacenar de manera segura esa información.

Vía

Comments are closed.