LA ERA DEL PC Y LA ERA DE LA NUBE PERSONAL

Mucho se ha dicho sobre el final de la la Era del PC, pero aún en las grandes empresas sigue reinando la PC.
La PC desde sus inicio ha marcado terreno que muchos otros sistemas y equipos computacionales han tratado de disminuir; las Laptop o Notebook, Móviles de Tercera Generación, Palmes y lo más novedoso últimamente como las Tables han venido a competir con las PC y lo que han logrado es marcar diferencia.
En la actualidad los equipos móviles, combinados con la NUBE, cumplen la mayoría de las tareas que puede realizar la PC y cualquier ventaja o desventaja solo la marcan los usuarios por la comodidad y la flexibilidad que ofrecen estos equipos, pero hasta ahora no han podido hacer todas las tareas que realizan las PC.
Se ha venido trabajando con la comunicación entre dispositivos (por ejemplo: Móviles – La Nube – Interfaz de Impresión), se ha podido avanzar con el uso de tecnología Wi-Fi, pero aún la confianza que se le tiene a la PC en la seguridad y privacidad de los datos e información aún no ha sido superada.
El acceso a la Nube Personal y al contenido almacenado o compartido en ella, aún no ofrece gran confianza al usuario. Los expertos aseguran que es allí donde está la atención del usuario; ellos indican que en lugar de centrarse solamente en los equipos propiamente dichos, su interés se centrará en la flexibilidad que da la Nube Personal en el acceso a la información almacenada; obviamente la PC no ofrece ese tipo de flexibilidad dado que para ello debe contar con una red de conexión universal, lo que aún está limitada a nivel económico.
La Nube Personal ofrece, además un almacenamiento más limitado que el de la PC, lo que es simple de notar dado que la PC sólo maneja información de un grupo reducido de usuario, mientras que la Nube Personal cuenta con una cantidad más amplia de usuarios.
Todo esto se reduce al tema de los PARADIGMAS, que en la vida del ser humano siempre han existido y siempre existirán, lo que no se sabe cuánto tiempo estarán vigente.
Lo que si está claro que debemos poner en la balanza las ventajas y desventajas que ofrecen tanto las PC como la Nube Personal y que como dice un viejo refrán: “Que gane el mejor”.
Mi recomendación muy particular es que siempre debemos ir actualizándonos porque en el mundo computacional/informático no se sabe hasta cuándo vamos a contar con la PC y en qué momento nos veremos obligados a utilizar solamente los servicios de la Nube Personal.
Así que, y me incluyo, vayamos de vez en cuando utilizando los servicios que nos ofrecen la Nube Personal.
Vía

Comments are closed.